La opinión de cumplimiento es un reporte que refleja tu estado fiscal actual. Tu estado puede ser positivo o negativo. Si es positivo, quiere decir que estás al día con tus impuestos y declaraciones, mientras que si es negativo, quiere decir que tienes impuestos pendientes por pagar o declaraciones por hacer.


¿Qué resultados puede tener una opinión de cumplimiento?

Una opinión de cumplimiento puede tener un resultado positivo o negativo.

El tener un resultado positivo, significa que todo está bien con el SAT. No tienes declaraciones de impuestos ni pagos de impuestos pendientes, ¡Eso es todo!.

Ahora, el tener un resultado negativo, significa que tienes declaraciones pendientes. Toma en cuenta que puedes tener un resultado negativo incluso si hemos hecho tu declaración, pero no la has pagado.

En la misma opinión de cumplimiento te indica tanto los meses que debes como las obligaciones que están pendientes, este es un ejemplo:

¿Qué debo hacer si tengo una opinión de cumplimiento negativa?

Si tienes declaraciones pendientes, es necesario que regularizarse con el SAT. Para saber más sobre el proceso de regularización, lee más aquí.


¿Por qué es importante tener una opinión de cumplimiento positiva?

Tener una opinión de cumplimiento negativa te puede dar multas desde $1,560 hasta los $38,700, dependiendo de la severidad del caso y de tu situación fiscal.

Mientras más tiempo pasas en estado negativo, más dinero vas a pagar. Si debes una declaración del mes de enero, y ya estás en marzo, vas a generar recargos y pagos extras por 2 meses. Si lo declaras hasta el mes de junio, entonces tienes que pagar 5 meses más.

Además, si uno de tus proveedores o clientes te pide tu opinión de cumplimiento y no la tienes al día, vas a tener que demorar poder darla.

Recuerda que la mayoría de las veces puedes estar al día sin que tengas que realizar pagos atrasados.

¿Encontró su respuesta?