¿Qué son los impuestos finales?

Los impuestos finales son aquellos que afectan a los socios o accionistas de empresas una vez que realizan retiros o distribuciones de utilidades en un ejercicio.

En Chile la normativa tributaria establece un doble sistema de impuestos separando el impuesto a las sociedades respecto de aquel que deben pagar los socios o accionistas al momento del retiro.

Tipos de Impuestos Finales

  1. Impuesto Global Complementario: Es aquel que afecta a las personas naturales con domicilio o residencia para efectos tributarios en Chile. Es progresivo y por tramos como se verá más adelante.

  2. Impuesto Adicional: Es aquel que afecta a los extranjeros sin domicilio ni residencia en Chile.

Impuesto Global complementario (IGC) | Art. 52 LIR

Es un impuesto personal, global, progresivo y complementario, que se determina y paga una vez al año por las personas con domicilio o residencia en Chile, y se calcula sobre las rentas imponibles determinadas por las normas de Primera o Segunda Categoría.

Progresividad del impuesto. ¿Qué significa que sea progresivo?

Quiere decir que la tasa del impuesto que se va a aplicar va a ser mayor conforme aumenta la base imponible. En términos simples, a mayor renta, mayor la tasa de IGC y por lo tanto, el impuesto a pagarse es mayor.

Las tasas van aumentando desde un 4% hasta un 40%, y existe un tramo exento, para aquellas personas que ganan menos de UF 13,5.

Impuesto por tramos

Además de ser progresivo, el IGC se calcula por tramos – en el caso de Chile, son 8 tramos. Esto quiere decir que:

a) La tasa del impuesto aumenta mientras aumenta la base imponible

b) Que la base imponible se divide por tramos, y a cada tramo se le aplica la tasa más alta.

Para entenderlo mejor, veámoslo en la práctica:

• Primer Tramo desde 0 a 13,5 UTA: este es el tramo exento

• Segundo Tramo desde 13,5 a 30 UTA: se le aplica una tasa nominal de 4%. Esto quiere decir que si el impuesto se aplica sobre 30 UTA, las primeras 13,5 UTA van a estar exentas, aplicándose la tasa de 4% sólo a los 16,5 restantes.

Tabla de Impuesto Global Complementario – 2020

Es importante resaltar que para el año 2021 el impuesto global complementario va a subir a un 40% para las rentas anuales personales por sobre 300.000 USD aproximadamente,.

Concepto de Residente.

Según el artículo 8 del Código Tributario, residente es “toda persona que permanezca en Chile, en forma ininterrumpida o no, por un período o períodos que en total no excedan de 183 días, dentro de un lapso cualquiera de 12 meses”.

Es importante destacar el hecho de que la permanencia en Chile puede ser ininterrumpida o no, es decir, es posible viajar durante el año, pero si se mantuvo en Chile durante el tiempo requerido, será un inversionista para todos los efectos legales.

La residencia implica una relación estable donde el sujeto es residente. La prueba de dicha residencia se hará mediante la verificación de circunstancias tales como la permanencia del sujero en el territorio de Chile, la posesión en Chile de algún inmueble de carácter permanente, o bien la existencia en el mismo de un centro de intereses vitales, sean estos familiares, sociales o económicos.

¿Por qué importa saber si una persona es residente en Chile?

Hay varias regulaciones tributarias en las que importa ser o no residente:

1. Los domiciliados o residentes en Chile pagan un impuesto sobre sus rentas de cualquier origen; no importa si su renta se generó dentro del país o fuera de él. Los no residentes sólo pagan impuestos por las rentas generadas dentro del país.

2. Existe un beneficio para los extranjeros que constituyan residencia en Chile. Por sus primeros tres años contados desde que ingresaron a Chile, sólo pagan impuesto por rentas generadas dentro del país.

3. Es un concepto esencial para distinguir entre contribuyente de IGC o IA: Un domiciliado o residente en Chile está gravado con IGC, un no residente sólo está gravado con IA.

Impuesto Adicional (IA) | Art. 58 y 60 inc. 1 LIR

Es un impuesto que afecta a las personas naturales o jurídicas que no tienen domicilio ni residencia en Chile. Tiene una tasa de 35%, y se calcula sobre la base de renta atribuida, retiros, distribuciones o remesas de rentas al exterior, siempre que sean de fuente chilena

Impuesto de retención.

El Impuesto adicional es un “impuesto de retención”, esto significa que la forma de cumplir con la obligación de pagar el impuesto es a través de la retención de una porción de la renta generada en territorio chileno.

Esta retención la realiza un “agente retenedor”, que son personas naturales o jurídicas, que sí tienen domicilio o residencia en Chile y son las encargadas de remesar, enviar o distribuir la renta generada, y de sustituir al contribuyente residente en el extranjero en el pago del impuesto adicional.

Una forma de explicar esta retención es entendiendo que el legislador quiso facilitar la fiscalización y recaudación del impuesto, por el hecho de que el contribuyente final no tiene domicilio o residencia en Chile.

En resumen, cuando una actividad realizada en Chile genera rentas brutas para un contribuyente sin domicilio o residencia, el agente retenedor retiene y paga el monto correspondiente al impuesto adicional, y remesa/paga/distribuye las rentas líquidas al extranjero.

Formulario 50

Los agentes retenedores de Impuesto adicional deben declarar el impuesto a través del “Formulario 50 de Declaración Mensual y Pago Simultaneo de Impuestos” o F50, que es un formulario que sirve para declarar distintos tipos de impuestos.

¿La declaración del F50 es obligatoria?

Los impuestos que se declaran a través del F50 se declaran sólo cuando se produce el hecho gravado que genera renta, no hay una obligación de declarar y pagar periódicamente. Es decir, sólo en la medida, por ejemplo, que se distribuyan utilidades de la sociedad a un inversionista extranjero sin residencia, nace la obligación de pagar el impuesto adicional que corresponda.

Eso lo distingue de otro tipo de impuestos, como por ejemplo el IVA, que se debe declarar a través del F29, mensualmente.

¿Cómo se presenta el F50?

La declaración se puede hacer por medios electrónicos y físicos. Para presentarla por internet, se debe ingresar a la página www.SII.cl con la clave tributaria, y ubicar la sección de Servicios online, en el menú de “Impuestos Mensuales” y dar clic en Declaración Mensual (F50). Una vez que quede pagado el impuesto, se puede obtener un certificado digital de presentación.

Si se presenta por medios físicos, se debe rellenar el formulario y presentarlo en las Oficinas del SII.

Exenciones y rebajas legales.

I. Convenios Internacionales

Los Tratados Internacionales son acuerdos entre las naciones, que buscan regular distintos aspectos de sus relaciones inter-países. En el caso de tratados tributarios, estos tienden a ser llamados “Convenios” y confieren derechos y obligaciones sobre los Estados Contratantes, no sobre nosotros los contribuyentes.

Es importante entender que los Tratados Internacionales no imponen tributos, porque estos son establecidos por la legislación interna, sino que tienen la función de limitar los impuestos establecidos por un estado, para facilitar el comercio internacional y la inversión.

Un objetivo específico que estos tienen es la eliminación de la doble tributación, es decir, que los ingresos de un contribuyente no se vean gravados en dos o más países, porque claramente se desincentivaría el comercio entre las naciones.

Como contracara a evitar la Doble Tributación, los Convenios también vienen a evitar la Doble No Imposición, en una búsqueda Global de erradicar la evasión y la elusión fiscal, que incentivan de forma poco adecuada el comercio internacional.

Los tratados también tienen incentivos secundarios, como eliminar la discriminación entre extranjeros y no residentes, facilitar el intercambio de información tributaria, y facilitar el transporte entre países.

En resumen, se podría decir que lo que buscan los Convenios Internacionales, es darle seguridad a los Contribuyentes sobre las consecuencias fiscales de las inversiones transfronterizas, y fomentar las buenas prácticas comerciales en la inversión.

Convenios en Chile

Con el objeto de evitar la doble imposición de tributos, de esa forma promover el comercio internacional, Chile ha celebrado 33 Convenios para evitar la Doble Tributación que se mantienen vigentes.

Además, Chile ha celebrado 5 Convenios de Intercambio de Información Tributaria, dentro de los cuales se encuentra la Convención sobre Asistencia Administrativa Mutua en Materia Tributaria promovida por la OCDE (MAAT, por sus siglas en inglés) que ha sido suscrita por 125 jurisdicciones a la fecha, situando a Chile como uno de los países con la red más amplia de convenios de América del Sur.

Dentro de estos, encontramos países latinos, como Argentina, Perú y Colombia; gigantes del comercio, como China, México y Brasil, y Rusia. El Servicio de Impuestos Internos cuenta con un listado actualizado de los países en Convenio en su página web www.sii.cl.

¿Encontró su respuesta?