Para responder a esta pregunta piensa en el objetivo de Pokermind.

El Warmup te ayuda a concentrarte en el póquer, motivarte, empezar al 100% y desarrollar tu mejor juego durante la sesión.

Y el Cooldown te ayuda a aprender de la sesión y desconectar del póquer para que no te afecte mentalmente.

Si crees que ya estás preparado para jugar a tu mejor nivel y que has aprendido de la sesión y no tendrás problemas para darle cierre, no hagas las rutinas.

A la práctica, es casi imposible decir cuando estás listo y cuando no y estas rutinas tendrán más valor cuando sean un hábito interiorizado.

Yo personalmente siempre hago el Warmup y el Cooldown, pero juego cash y mis sesiones son de entre 90 y 120 minutos.

Si juegas sesiones más cortas y las agrupas en bloques con descansos pequeños, entonces entendería una misma sesión como un bloque entero y haría las rutinas de Pokermind al inicio y al final pero no en las pausas cortas.

Did this answer your question?