Este artículo es una guía muy práctica para mejorar con Pokermind.

Aquí no hablaré de los beneficios, ni de cómo editar, ni de las características de Pokermind.

Tienes muchos otros artículos hablando de todo esto.

Aquí hablaré de cómo utilizar Pokermind y cómo mejorar en tu día a día.

Tu rutina antes de conocer Pokermind

Si eres como el 95% de jugadores que conozco:

  • No tienes ninguna rutina para prepararte antes de jugar.
  • Juegas dependiendo de lo que te apetezca cada día.
  • Pierdes mucho tiempo cada día.
  • Hay días que juegas bien, hay días que juegas mal, y no lo controlas.
  • Cuando pierdes dudas de tus decisiones y pierdes la confianza.
  • En las malas rachas cometes muchos errores.
  • Después de ganar, te cuesta volver a jugar y tienes miedo a perder.
  • Te pones a estudiar solo después de una mala racha.
  • A veces te quedas a jugar muchas horas para remar pérdidas.
  • Te cuesta desconectar de las sesiones y cuando tilteas no haces un reset mental para la siguiente sesión.
  • Te quejas, cuentas bad beats, juzgas a tus rivales.
  • Sientes injusticia y rabia cuando runeas muy mal.
  • Pierdes la motivación fácilmente.
  • Tienes distracciones abiertas mientras juegas o te tumbas en la silla con pasotismo cuando te aburres o cuando no runeas bien.
  • Te hace mucha rabia equivocarte.
  • Entras en tilt.
  • Juegas un gran porcentaje del tiempo en piloto automático.
  • Etcétera...

Todos estos problemas son problemas de juego mental y de rendimiento y te alejan de tu mejor juego. Hacen que juegues muy por debajo de lo que sabes de póquer.

La consecuencia es peor winrate y muchas emociones negativas. EV-

Pokermind te ayudará a vencer estos problemas a través de tomar control de tu rendimiento.

El primer día con Pokermind

Al abrir Pokermind por primera vez tienes que empezar por crear tu primer Warmup y tu primer Cooldown.

Tienes mucha ayuda dentro de la aplicación para hacerlo y guías en esta página.

El Cooldown tiene pocas opciones personalizables, se trabaja más en vivo cuando lo hagas.

Pero el Warmup sí requiere que inviertas cierto tiempo en personalizarlo

Es un paso muy importante.

De los problemas que has detectado de la lista de antes u otros problemas de los que ya seas consciente, entra en tu Warmup y en la sección del juego mental añade diapositivas de contenido que ataquen al problema más grave de esa lista.

Céntrate en mejorar un aspecto concreto de tu rendimiento o de tu juego mental a la vez, y una vez lo mejores, pasa a trabajar otro. Intentar mejorarlo todo a la vez es la receta perfecta para no mejorar nada.

A continuación, finaliza un Warmup y un Cooldown de prueba para ver cómo son las dos rutinas y después puedes borrar las respuestas de prueba desde las estadísticas globales, al fondo de esa página encontrarás un botón para hacerlo.

Tu primera sesión con Pokermind

Tómatelo en serio. Tal como hagas el Warmup es como vas a jugar. Si haces el Warmup en piloto automático, no te va a servir de nada.

Sé consciente de los beneficios que tiene hacer el Warmup y confía en el proceso.

Es lo mejor para tus sesiones, garantizado.

Los profesionales toman el control y eligen quienes quieren ser en vez de llegar al final de la sesión y arrepentirse por sus decisiones. Toma responsabilidad de tus acciones y prepárate para rendir a tu máximo nivel, es lo único que importa para el largo plazo.

Una semana con Pokermind

Cuando vayas repitiendo el Warmup verás claramente qué te gusta y qué no. Modifica tu Warmup poco a poco, frase a frase.

Si se te ocurren frases que piensas que te irían genial recordar, añádelas a tu Warmup.

Que sea un proceso orgánico de constante mejora para llegar a tener un Warmup ideal para ti.

También, con las conclusiones que vayas sacando en el Cooldown sobre lo que tienes que mejorar y sobre tus errores, optimiza el Warmup para cubrir esas necesidades.

Que una rutina alimente a la otra.

Este proceso es clave para seguir mejorando día a día.

Te preparas, enfrentas la sesión a tu mejor nivel y concentrado en tus decisiones y en el largo plazo, revisas la sesión y detectas en qué has fallado y cómo puedes mejorar y guías tu estudio con estos aprendizajes y mejoras tu Warmup para ir trabajando tus puntos débiles. 

Cuando detectes aspectos a mejorar no los evites o pienses que ya están resueltos solo por ser consciente de ellos. No, se tienen que trabajar fuera de las mesas tal y como trabajas tu juego técnico.

El Warmup te ayuda a tener una rutina diaria y es un buen paso inicial pero deberías complementarlo con estudio del juego mental fuera de las mesas.

Un mes con Pokermind

Si has sido constante la mejora en la forma que enfrentas las sesiones será notable. Sobre todo en la concentración, en la estabilidad de tu juego, en tener un propósito claro en cada sesión y en tener una rutina más estable de juego que te ayude a combatir los miedos, la ansiedad y la falta de motivación.

En este punto tu Warmup debería estar ya muy personalizado y llegando a un punto dulce para ti. A mí me encanta hacer mi Warmup y debería ser igual para ti. Si no, es imposible que lo mantengas a largo plazo.

Si no lo has trabajado suficiente hasta ahora, céntrate en hacerlo, no lo pospongas. El trabajo que hagas generará EV en el futuro.

Sigue detectando tus puntos débiles con el Cooldown reflexionando después de la sesión, sigue evolucionando tu Warmup según tu juego mental avance, y estarás en una posición muy buena para cumplir tus objetivos.

Rinde a tu máximo nivel y mejora cada día.

Buena suerte.

Did this answer your question?