En el contexto de las sociedades prósperas, si ahorras o acumulas riqueza legalmente, tienes la seguridad de que ni entes gubernamentales, ni otras personas podrán echar mano de lo que posees, (tomando en cuenta los impuestos). Sin embargo, cuando las instituciones son débiles, los derechos de propiedad garantizan muy poco. Lo cual solo genera escasez y desigualdad: por un lado, quedan quienes tienen acceso a recursos y dinero protegido en lugares donde sí se respeta la propiedad y por otro, las grandes mayorías, indefensos ante la pérdida de valor de su trabajo, sus ahorros y sus activos. El mundo necesita una moneda digital estable y global que dé a la gente autonomía y control sobre su dinero.


Somos un Proyecto Humano

En Reserve somos un Proyecto Humano, conformado por personas de toda América; que desde Estados Unidos hasta Argentina, hemos atravesado por el efecto dañino de la hiperinflación, sufriendo las peripecias de la inestabilidad económica y padeciendo las consecuencias de las malas gestiones políticas y monetarias. Las cuales, eventualmente nos llevaron al estado de precariedad importante en el que nos encontramos en la actualidad. Esta precariedad va creciendo y nos sigue a través de los años. Siendo nosotros mismos los afectados por este mal.

Tomando en cuenta el deterioro social que crece junto con la desestabilización económica, y viendo la imposibilidad de salir adelante en un ambiente hostil en nuestros países de origen (motivo que además encontramos totalmente inhumano). Nos vimos forzados a tomar la decisión de migrar, buscando así una estabilidad socioeconómica que nos permitiera vivir en ese equilibrio, al que cualquier individuo debería tener acceso y la posibilidad de surgir en un espacio seguro.

Esta búsqueda de estabilidad, este acto de valentía; no solamente recoge el anhelo de un crecimiento económico estable, sino también la nostalgia de dejar atrás a nuestra familia, amigos, y demás seres queridos. Significa entonces dejar nuestra vida y con ella todos nuestros recuerdos.


Nuestro objetivo es claro: tratar el elemento de la hiperinflación, no con una finalidad empresarial. Una empresa no puede adueñarse de esta causa. Sino en cómo abordar la hiperinflación como un problema humano, un problema que crece, que afecta a las personas socialmente y por ello, buscar su erradicación es un acto humanitario.

Nuestro foco y nuestras energías están centradas en solventar este problema y al mismo tiempo ser sustentables para seguir adelante y cumplir nuestros objetivos. Por este motivo hemos encontrado otras herramientas tecnológicas y emprendedores, que ya sea en conjunto o por su propia cuenta, se encuentren dispuestos a creer en nuestras mismas razones, colocando esta visión como principal objetivo.

Estamos convencidos de que debemos trabajar en conjunto, entendemos que no se trata solo de Reserve, sino de lograr alcanzar el potencial entre todos para lograrlo, dando a conocer al mundo los problemas que genera la hiperinflación.

Todos deberíamos tener libre acceso a dinero de valor constante y herramientas financieras para ahorrar y crecer, sin discriminación por documento de identidad, raza, orientación sexual o religión. Por eso, estamos desarrollando un sistema monetario respaldado por activos adecuadamente diversificados, distribuido en todo el mundo y regido a través de una blockchain bien diseñada que irá evolucionando hacia un modelo totalmente descentralizado.

Más que una cuenta en dólares

Gracias a miles de usuarios en Venezuela, Colombia, Argentina y Panamá, Reserve ha demostrado lo fácil que es tener una cuenta en dólares digitales en sus teléfonos móviles para proteger el valor del dinero y usarlo con más libertad.

Durante esta etapa, invertimos y nos esforzamos en aprender. Ha sido un año de pruebas, de escuchar con atención, de conocer, de conversar y compartir con personas que viven el día a día de la hiperinflación. De esta forma hemos logrado entender cómo se experimenta desde la urbanidad, la difícil realidad económica de estos países, su relación con las monedas inestables y, sobre todo, cómo levantar la confianza de los usuarios en mercados tan traumados por la devaluación y la inflación y de esta manera volver a incorporarlos a un sistema financiero global y verdaderamente libre.

Además, ratificamos, por sobre todas las cosas, que la transparencia, la empatía y la gratitud deben estar presentes siempre en todo lo que hagamos.

Ahora entramos en una etapa de optimización de nuestras herramientas. La nueva Reserve tendrá una mayor capacidad de atención y mejorará la experiencia de los usuarios, haciéndola más rápida, directa y segura. Adicionalmente, nos permitirá estar más atentos a sus requerimientos, para darles un servicio más que simplemente eficiente, realmente agradable y confiable; así como experimentar con nuevas opciones y servicios financieros que sorprenderán y ayudarán a muchas más personas a satisfacer distintas necesidades económicas en un futuro cercano.

Para más información, síguenos en Youtube y también en nuestras cuentas de redes sociales @holareserve en Twitter, Tiktok, Instagram y Facebook

¿Encontró su respuesta?