La congelación de cuenta es un periodo de tiempo en que el cliente no va a venir al centro pero no queremos darlo de baja para conservar sus reservas automáticas y/o autocompras en el futuro.

El apartado Congelaciones de cuenta está situado en la Ficha del cliente / Reservas / Congelaciones de cuenta.

Activar una congelación de cuenta

Para realizar una congelación pulsamos en el botón Añadir y automáticamente aparece la siguiente pantalla:

En los apartados Desde la fecha / Hasta la fecha (incluida) indicamos el periodo de tiempo en que el cliente se ausentará del centro. El periodo de tiempo en que la cuota quedará congelada. Por defecto, tenemos la opción de indicar fechas fijas al programa (1 mes, 2 meses, 3 meses, junio - septiembre o navidades).

En la parte inferior, podemos indicar el motivo por el que el cliente estará de baja (es opcional). Y por último, tenemos la opción de aplicar una cuota de mantenimiento* mientras el cliente tenga la cuenta congelada e indicar la forma de pago de esta cuota.

Para finalizar, pulsamos en Aplicar congelación para hacer efectiva la congelación de la cuenta. Automáticamente desaparecerán todas las reservas** generadas en el periodo de tiempo seleccionado.

*La cuota de mantenimiento se crea en el apartado Tienda del programa. Al ser una venta que no necesita sesiones la creamos en este apartado.
Cuando pulses en Aplicar cuota, aparecerán todos los productos que tenemos en la tienda. Seleccionamos la cuota de mantenimiento para que se le cobre al cliente.
Si no queremos aplicar ninguna cuota dejaremos seleccionada la opción No aplicar cuota de mantenimiento.

**Solamente desaparecerán las reservas automáticas del cliente. Las reservas puntuales seguirán apareciendo como reservadas.

Congelación de cuenta activa

Cuando tenemos una congelación activa aparece del siguiente modo:

Para comprobar cuando se realizó la congelación podemos acceder a detalles de la congelación.

Podemos añadir tantas congelaciones como necesitemos. Si eliminamos una congelación las reservas automáticas volverán a aparecer en las Reservas del cliente.

Por último, las autocompras que tengan vigencia durante las fechas que la cuota esté congelada no se ejecutarán.

Por ejemplo, congelamos una cuenta para el mes de junio. TIMP nos indica que la autocompra se disparará el próximo 24 de mayo con fecha de aplicación 1 de junio. Al tener vigencia durante el mes de junio, la autocompra no se ejecutará. Por contra, la siguiente autocompra del 23 de junio sí que se ejecutará al tener vigencia durante el mes de agosto.

Detalles de la congelación de cuenta

Una vez gestionada la congelación, la podemos encontrar en la Ficha del cliente / Reservas / Congelación de cuenta:

Si pulsamos en el botón Más opciones aparece la opción Detalles.

De este modo, vemos la información de la congelación: los días de vigencia, la cuota de mantenimiento aplicada, el día que se activó y la persona que hizo la congelación.

¿Qué sucede con el saldo del cliente cuando congelamos su cuenta?

Cuando hacemos una congelación de cuenta en un cliente su saldo no se ve afectado.

Esto significa que la fecha de caducidad de la cuota seguirá siendo la misma independientemente de que el cliente tenga la cuota congelada. Es decir, la fecha de caducidad no se prolonga el mismo tiempo que el cliente tiene la cuota congelada.

Por ejemplo, si vendemos a un cliente la cuota para el mes de julio y le generamos una congelación de la cuenta desde el día 15 de julio hasta el 31 de julio, el saldo que le queda sigue siendo el mismo y le caduca el 31 de julio, no se alarga la cuota.

¿Encontró su respuesta?