Los Días de gracia sirven para alargar el periodo de vigencia de una cuota. Funcionan añadiendo días extra al periodo de una cuota sin ningún tipo de condición.

A diferencia de los Días extra de caducidad, los Días de gracia no necesitan tener ninguna cuota activa para que el cliente pueda utilizar el saldo durante este periodo de tiempo.

Además, es importante conocer que el saldo disponible en los Días de gracia se utiliza antes que el saldo de una nueva cuota.

Para introducir los Días de gracia debes acceder al apartado Configuración avanzada de la cuota:

O modificarse cuando la cuota ha sido vendida

Para ello, accedemos a la Ficha del cliente / Saldo / Más opciones (tres puntos) y Modificar.

En la ventana que aparece a continuación, indicamos los Días de gracia que queremos aplicar a la cuota.

Al pulsar en Guardar, la cuota volverá a construirse desde cero, como si hubiésemos hecho la venta en este mismo momento. Esto significa que si la cuota tenía sesiones caducadas manualmente, volverán a aparecer vigentes.

Del mismo modo, si habíamos devuelto manualmente parte de saldo de la cuota, volverá a canjearse en cualquier reserva que encuentre dentro del plazo de vigencia.

Por último, informar que las cuotas con Días de gracia aparecerán marcadas con un asterisco para identificarlas a simple vista.

En los siguientes enlaces tienes más información:

¿Encontró su respuesta?