Lo que siempre es obligatorio es poder emitir factura de cualquier actividad lucrativa, si no estaríamos trabajando en negro. Para ello es necesario que estemos inscritos en el censo de empresarios, profesionales y retenedores mediante la declaración censal de alta, algo que podremos hacer gracias al modelo 036/037.

Este documento informa de la actividad a la que te vas a dedicar y los impuestos y declaraciones informativas que estás obligado a presentar mientras ejerzas la actividad. Para solicitar este modelo 036/037 será imprescindible disponer de NIF.

El modelo 037 (declaración censal simplificada) será para persona que cumplan una serie de características exigidas por la Agencia Tributaria.

Este certificado será imprescindible antes de recibir ningún pago. Todo sobre estos modelos puedes encontrarlo aquí.

¿Encontró su respuesta?