Tal vez.

Los anillos vaginales se introducen en la vagina y se sitúan alrededor del cuello uterino. Te recomendamos su extracción para que las paredes de la vagina tengan pleno contacto con tu Perifit. Esto te ayudará también a evitar que el Perifit se salga.

Eso sí, depende totalmente de ti y de cómo te sientas. Si te resulta demasiado complicado extraerlo y hay suficiente espacio para introducir el Perifit totalmente en tu vagina, puedes optar por no sacar el anillo y usar tranquilamente el Perifit.


¿Encontró su respuesta?