Tal vez.

Los pesarios actuales tienen infinidad de formas distintas. Si el tuyo es fácil de sacar, es mejor que entrenes sin el pesario, ya que permite a las paredes de tu vagina tener pleno contacto con tu Perifit.

Si te resulta demasiado complicado extraerlo y hay suficiente espacio para introducir el Perifit totalmente en tu vagina y obtener lecturas para el sensor superficial, puedes optar por no sacarlo y usar tranquilamente tu Perifit.


¿Encontró su respuesta?