No.

Hay un par de razones por las que no es una buena idea usar la sonda Perifit mientras aún te estás recuperando de una infección.

En primer lugar, es probable que te duela. Además, también podría empeorar los síntomas de la infección vaginal o urinaria, irritando aún más los tejidos afectados por la infección.

Puedes volver a usar tu Perifit una vez estés totalmente recuperada. Además de lavarte las manos y el Perifit antes de cada uso, es buena idea limpiar también la piel alrededor del ano y el área genital para mantener a raya las infecciones urinarias.


¿Encontró su respuesta?