Sí.

Los ejercicios del suelo pélvico pueden ayudar a mejorar los síntomas en casos leves y moderados (prolapso de 1er a 3er grado) y a evitar que los órganos se deslicen aún más.

No obstante, ante un prolapso inicial se debe tener mucho cuidado de practicar la forma adecuada de Kegel y evitar cualquier acción voluntaria o involuntaria que aumente la presión intra-abdominal.

Sin olvidar esto, Perifit te ayudará a restaurar el tono y la fuerza muscular, contribuyendo a que tu suelo pélvico esté mejor equipado para mantener los órganos en su lugar.


¿Encontró su respuesta?