Sí, pero ...

Tras una histerectomía, es esencial asegurarse de que los órganos internos tienen soporte, que la vejiga y los intestinos funcionan correctamente, y minimizar el riesgo de sufrir un prolapso.

No obstante, lo primero es obtener la aprobación del cirujano. Para la mayoría de las mujeres, esto sucede aproximadamente de 4 a 6 semanas tras la histerectomía. Es un hecho que puede variar de una mujer a otra según el procedimiento quirúrgico y la recuperación general de la histerectomía.

¿Encontró su respuesta?